jueves, 20 de octubre de 2011

Y no lo ven

Es común que vacas y caballos aparezcan como este pobre novillo que vemos en la foto.

Alambres, hilos y cables tirados en el campo, suelen enredarse en sus patas de tal manera que terminan cortando la piel y comprimiendo hasta el hueso.

Lo notable es que la mayoría de las veces los dueños no se dan cuenta de lo que pasa. Solo piden nuestra ayuda cuando la bestia ya no apoya mas esa pata y la notan dos o tres veces mas gruesa que lo normal.

1 comentario:

  1. Se terminaron los recorredores de antes.......ahora el display del celular llama mas la atencion! VIVA CRIS POR CUATRO AÑOS MAS!!!!! AHHHHH y me olvidaba y EL PAN Y CIRCO!!!!!!

    ResponderEliminar